Noticias

Nos gusta generar temas de conversación, por medio de la radio y de las plataformas digitales.

DiCaprio cumple 45 años, aunque usted no lo crea…

Parece que fue ayer que recortabas su carita de las revistas para forrar tus cuadernos, pero Leonardo DiCaprio cumple 45 años este 11 de noviembre. Desde hace mucho no es el joven actor que, después de Titanic, parecía llamado a ser una cara bonita que hacía películas para adolescentes enamoradas de él y en cambio, se ha encumbrado como uno de los mejores actores de su generación.

Paradójicamente, fue Titanic la película que le permitió convertirse en el respetado actor que es hoy, según contó a La Nación en una entrevista del año 2000, donde dijo que esa película le abrió un inmenso mundo de oportunidades: “Realmente, Titanic me puso al timón de mi propio barco para navegar hacia donde yo quiero”. Sólo tenía 23 años cuando hizo esa película.

En esa misma entrevista, que dio a los 25 años, confesó “No quiero crecer, no quiero madurar, tener más responsabilidades -dice plácidamente-, me parece aburrido”. Casi lo logra.

Hasta hace unos años era famoso por cambiar de novia con bastante frecuencia, siempre por una modelo 20 años más joven y sospechosamente parecida a todas las anteriores. La prensa comenzó a atosigarlo por “estar gordo” y su bella carita dejó de ser recortable.

Era lo más que podían decir de él, pues siempre ha mantenido su vida privada bajo reserva. 

Pero sus actuaciones eran cada vez mejores y su elección de películas es quizás la mejor en todo Hollywood, lo que lo mantuvo inmune al chismorreo de la prensa.

Y sí, su elección de proyectos es admirable para un actor que comenzó a actuar a los cuatro años y que acumula 55 actuaciones. Incluso, la peor película de su catálogo es Critters 3, parte de una saga que es un clásico de los 80.

Sobre esta admirable carrera, el actor ha dicho en cada entrevista, que su padre lo ayudó a mantener el rumbo: “Mi padre. No solo marcó mi carrera alentándome a correr riesgos sino que me guió como persona. Siempre me ha dicho que no importa lo que haga con tal de que viva una vida interesante, que sea feliz cada mañana”.

Cuando el éxito lo eligió como su hijo favorito tras el estreno de Titanic, fue su padre, George DiCaprio, quien le dijo que lo ayudó a tener los pies en el piso y además, le dio consejos como invertir muchas de sus ganancias en arte y le recomendó que persiguiese una carrera de calidad en lugar de ganar dinero fácil protagonizando comedia romántica.

Su madre, de quien ha dicho que es la mujer de su vida, es, de acuerdo con el actor, la mujer más honesta que conoce. Y en muchas ocasiones es ella y no su novia en turno, quien la acompaña al estreno de las películas.

Es gracias a esos dos, que se divorciaron cuando DiCaprio era un bebé, que el chico que no quería madurar, acumula una carrera seria, admirada, respetada y hasta envidiable.

El rey del mundo

A los 25 años le preguntaron donde se veía dentro de 20 años. Y dijo que si tuviera que contestar pues no podía ni saber lo que pasaría en los próximos 10 minutos, seguiría trabajando en el cine. Aventuró que tal vez estaría cansado de actuar, pero entonces estaría en otra área del cine.

Dos décadas después, no se ha cansado de actuar, pero ha producido 38<<<<< películas, series y documentales, entre ellas El aviador, Los idus de marzo, El lobo de Wall Street y el documental La última hora, sobre el cambio climático, tema del que se ha vuelto activista.

Sí, la madurez y las responsabilidades alcanzaron a este actor que considera obsceno desear más luego de que se volviera realidad el grito que dio desde la proa del Titanic: “Soy el rey del mundo”.

Con Información de xfm.mx